Chicas Comparten La Felicidad Que Sienten Con Cada Kilo Que Ganan Y Te Contamos El Porqué

Enlace Patrocinado

Lo normal en nuestra sociedad es que las personas luchen por bajar de peso para cumplir con los cánones de belleza establecidos por los medios. Lamentablemente, estas ganas de perder kilos se puede transformar en una obsesión donde nunca es suficiente, si perdieron un kilo, quieren perder otro más, sin importar su estado de salud, luego de haber adelgazada al extremo.

Queremos compartir con ustedes  estás impresionantes  historias de chicas que ya no se fijan en los kilos perdidos sino en los ganados. Pese a los problemas sicológicos y físicos con los que deben lidiar, han aprendieron a quererse tal y como son.

 

1.- Hayley Harris

Hayley, empezó una dieta estricta para ser el ideal de mujer, frágil y esbelta, que aparecen en las revistas de moda. La chica abrió su cuenta en Instagram mientras estaba internada en un hospital recibiendo un tratamiento para su trastorno alimenticio. Hayley afirma que  el apoyo de sus suscriptores la ayudaron a superar su enfermedad.

 

2.- Courtney Black

Hace unos años, Courtney pesaba alrededor unos 45 kilos. Trabajaba como modelo de fitness y le parecía que los músculos se ven bonitos pero en cuerpos sumamente delegados. Redujo su dieta a 800 kcal diarias y se aguantaba el hambre que sentía, lo que la llevo a internarse en un hospital. Luego de su rehabilitación, Courtney empezó a consumir 2000 kcal al día, y ahora es una exitosa instructora de fitness.

 

3.- Sarah Ramadan

A los 18 años, Sarah sufrió una depresión que la llevó a la anorexia, llegando a pesar tan solo 20 kilos. “Viví demasiado sintiendo culpa por las calorías que consumía”, admite Sarah en su Instagram. Ahora está dedicada al bodybuilding y está muy contenta con su cuerpo.

 

4.- Margherita Barbieri

Margherita era bailarina, pero luego de haber sido rechazada en importantes audiciones  decidió que no estaba lo suficientemente delgada. Su solución fue comenzar a dejar de comer, pasar hambre hasta llegar a los 25 kilos. Ahora Margherita entiende que la salud es una prioridad y afirma que su nuevo cuerpo le gusta mucho más que el de antes.

 

5.- Aroosha Nekonam

Actualmente, Aroosha es una exitosa bloguera de fitness y entrenadora personal que tiene filas de clientes. En su cuenta de Instagram publicó en una oportunidad: “Querido cuerpo, perdóname por haberte tratado mal”. Después de terminar la universidad, Aroosha, decidió hacer una dieta que luego se salió de control.

 

6.- Connie Inglis

Connie sufre de anorexia desde la adolescencia, desde hace 10 años. A veces logra subir de peso, y otras veces tiene recaídas. Debido a esto abrió una cuenta en Instagram donde la chica recibe apoyo de sus suscriptores y publica cosas inspiradoras, como fotografías de las golosinas que más le gustan, pero le cuesta comer.

 

7.- Erika “The Tiger”

Erika “La tigresa” sufre anorexia y bulimia desde los 16 años. Al igual que otras chicas jóvenes, creía que era demasiado gorda y un día decidió dejó de comer. Luego odió su esbeltez y la ocultaba debajo de ropa holgada. Cuando logró superar la enfermedad, Erika empezó a hacer ejercicio, se casó y ya no sintió vergüenza por su cuerpo.

 

8.- Brooke Cheeba

Brooke es una talentosa que siempre está compartiendo con sus seguidores sus nuevos trabajos. Pero hace poco la chica sorprendió a todo el mundo con la confesión de que “por fin había subido de peso”. En esta foto comentó:  “¡Al fin me siento más femenina y segura de mí misma, estoy demasiado feliz!”.

 

¿Crees que la sociedad presiona para caer en estos trastornos alimenticios?

Enlace Patrocinado
Usa este botón para avanzar