Conoce La Tribu De Mujeres Que Prohíbe La Entrada A Los Hombres

Enlace Patrocinado

En medio de toda una revolución feminista en el mundo actual y en un contexto de violencia y normas impuestas por las sociedades patriarcales desde tiempos inmemoriales, surge esta tribu que ha decidido tomar medidas extremas.

En África, más que en occidente, esta situación es grave en extremo y las mujeres se ven sometidas a matrimonios forzados, con hombres que incluso triplican su edad, padecen mutilación genital, violaciones y violencia de todo tipo.

 

Es por eso que esta tribu llama poderosamente la atención: Umoja es una comunidad keniana que literalmente no admite hombres; sus únicas habitantes son mujeres y niñas que buscan escapar de los abusos de la sociedad patriarcal de los Samburu, en el norte de Kenya.

La aldea fue fundada hace 27 años por Rebecca Lolosoli, quien también vivió violentada y llegó a la conclusión de que la sociedad era inmensamente abusiva con las mujeres. Así que se declaró en contra de todas estas prácticas machistas y alzó su voz en favor de viudas, huérfanas, víctimas de violación, de mutilación genital y de matrimonios forzados.

 

Esta comunidad comenzó con 16 mujeres sobrevivientes y entre ellas comenzaron a protegerse de los hombres que sólo querían hacerles daño, incluidos sus esposos. Al ser una zona árida, fue difícil encontrar un modo para vivir, pero finalmente encontraron una ingeniosa manera de hacerlo e iniciaron un negocio de venta de joyería y artesanías para los turistas.

 

Además de las joyas, han reunido recursos para establecer un fondo de enfermedad y discapacidad, un centro comunitario y una escuela. A pesar de todo lo que han logrado Rebecca afirma que los hombres de las zonas circundantes han tratado de apropiarse del terreno e incluso, las han golpeado en algunas ocasiones, pero ellas lograron juntar dinero y lo compraron por 200,000 shillings ($2,700 dólares): “Los hombres están celosos de nuestros logros” explica.

 

No existe ninguna duda de que Umoja sirve como ejemplo de un matriarcado acertado, empoderando a mujeres en otros distritos para comenzar sus propios pueblos exclusivos. Todos ellos trabajan hacia un objetivo común: liberar a su sociedad de prácticas culturales negativas que son violentas hacia las mujeres.

 

Una aldea realmente ejemplar para quienes han sufrido maltratos durante años. Comenta y comparte este artículo.

Enlace Patrocinado
Usa este botón para avanzar