El Fundador De Cerveza Corona Volvió Millonarios A Los Habitantes De Su Pueblo Natal

Enlace Patrocinado

En agosto recién pasado, el fundador del imperio cervecero de Corona, Antonino Fernández, murió a los 98 años. Y, según cuenta iNews, dejó un pequeño regalo para los residentes del paupérrimo pueblo en que creció.

Cerezales del Condado es un pueblo español con una población de 80 personas. Cuando Fernández creció en ahí junto a sus 12 hermanos, su familia luchaba contra la pobreza. Como muchos niños en el área, debió dejar la escuela a los 14 años para ayudar a su familia trabajando.

fundador-corona-1

 

Pero esta semana, el pueblo celebró luego de saberse que Fernández le había dejado a cada persona del pueblo 2,35 millones de euros (US$2 millones y medio de dólares) en su testamento. Eso hace un total de 210 millones de dólares a repartir.

Maximino Sánchez, dueño de un bar local, le dijo a El País: “Si no fuera por él este pueblo no sé cómo estaría, porque no tenemos un duro”.

fundador-corona-2

 

Fue luego de la devastadora Guerra Civil Española que Fernández se mudó al pueblo de León, en el norte de España, donde conoció a su esposa, Cinia González Díaz.

En 1949, con 32 años, se volvió a mudar, esta vez a México para trabajar junto al tío de su esposa. De a poco fue subiendo en importancia en la empresa, hasta transformarse en director ejecutivo en 1971 y, en ese cargo, fundando Corona, una de las compañías de cerveza más grandes del mundo.

fundador-corona-3

 

Este acto desinteresado no es novedad para quienes conocían al multimillonario, que fue honorado por la Corona por sus actos caritativos, como el de crear una fundación que ayuda a encontrar trabajo a personas con diversas discapacidades.

La villa también será beneficiada con un centro cultural y apoyo monetario para una fundación sin fines de lucro de la zona.

 

¿Qué opinas de este gesto? ¡Comenta en nuestra página de Facebook!

 

Enlace Patrocinado
Usa este botón para avanzar