Familia De La “Niña Sin Rostro” Adoptan A Otra Niña Con La Misma Condición

Enlace Patrocinado

La niña Juliana Wetmore, sufre del síndrome de Treacher Collins que afecta el desarrollo de los tejidos y huesos de la cara, en promedio, esta enfermedad afecta a solo 1 de cada 50 mil personas. Desde que nació Juliana los medios han estado pendientes de su caso y han informado sobre su historia, la niña la describen como cualquier otra pero aun así es difícil ignorar sus diferencias.

Ahora, el caso de esta niña es tan grave que los medios la han llamado “la niña que nació sin rostro”. Le han hecho 45 cirugías hasta la fecha, la niña es sorda y le falta el 40% de los huesos de su cara, sin embargo, a pesar de su condición, mantiene un espíritu positivo y brillante.

la nina sin cara 1

Su madre, Tami Wetmore declaro ante USA Today que es solo una persona con un amor muy puro en su corazón.

la nina sin cara 2

“Ella no juzga a nadie. No ve a nadie como diferente. Ella toma a todos como iguales.”

A sus 12 años Juliana es una niña completamente feliz con su familia que vive en Texas, ella va a la escuela, juega con amigos y le gusta mucho ver películas, jugar en su computador y con sus hermanas.

Pero ahora hay un vinculo único que ella comparte con una de sus hermanas, con dánica.

la nina sin cara 3

Esta niña fue adoptada por los padres de Juliana después de vivi9r 6 años en un orfanato en Ucrania. La familia fue a ver a la niña en este orfanato y describen que en el momento en que la vieron, supieron inmediatamente que era de la familia, “Lo sentimos en nuestro corazón. Quiero decir, sabíamos cuando la vimos”, dice la mamá de Juliana.

Danica también tiene síndrome de Treacher- Collins.

la nina sin cara 4Es probable que Danica hubiese sido echada del orfanato antes sino se hubiese hecho la adopción por los padres de Juliana, tuvo suerte al encontrar a estos padres amorosos que ya entienden y saben su condición medica.

Thom Wetmore dice de hija adoptiva; Ella es peculiar, muy curiosa, muy artística, le encanta dibujar, pintar, expresarse a sí misma”. “Eres la hija que luce como una niña un poco diferente, pero ha cambiado tantas vidas que la gente se da cuenta que está bien ser quien tú eres”.

Después de Danica la familia Wetmore adoptaron a otros 3 niños con la necesidad de hogar.

Comparte si te ha gustado esta admirable historia.

Enlace Patrocinado
Usa este botón para avanzar