Jugador De Futbol Argentino Salvó La Vida De Su Sobrino De 9 Meses

Este artículo te dejará pensando y muy emocionado…estamos seguro. Se trata sobre el jugador del equipo Central Larroque argentino, cuyo nombre es Alejandro Benítez, quien decidió retirarse del fútbol, esa no es la novedad. El motivo por el cual lo decidió es el noble.

Acá va el motivo:  él decidió donarle parte de su hígado a su sobrino de 9 meses.

No conocemos muy bien a Alejandro ya que no es famoso a nivel mundial, pero en Argentina sí es muy conocido por sus habilidades futbolísticas. Sin embargo, sí se hizo muy conocido por el noble gesto que tuvo con su sobrino de tan sólo  9 meses, ya que quedó demostrado que tiene un corazón de un oro más valioso que el balón entregado por la FIFA. Su valor va mucho más allá de los conceptos  sobre el valor de los objetos materiales.

El pequeño, Milo, sobrino del jugador nació con obstrucción biliar. Luego comenzó con una serie de tratamientos que no funcionaron y la única opción viable para que el bebé sobreviviera, era un trasplante de hígado.

Al momento de analizar la compatibilidad de los familiares, el padre del bebé salió negativo y la madre, Natalia (hermana de Alejandro), positiva. Sin embargo, ella no podía ser la donante ya que poco tiempo atrás le habían hecho una operación de corazón.  Ya la única opción que iba quedando era el tío del bebé, Alejandro, quien jamás tuvo dudas al respecto. Sabía que debía donarle parte de su hígado.

Éstas son las parlabas del jugador :“Cuando me lo dijeron ni lo dudé. Tenía claro que debía abandonar el fútbol. Pero no me importó. Es más, jamás me voy a arrepentir de lo que hice”.

Se sometió a la cirugía en  el hospital Austral de Pilar y duró siete horas, mientras que la del bebé duró 12 horas. Afortunadamente, todo salió excelente y el jugador ahora es considerado un héroe en Larroque. ¡Es un verdadero héroe!

El bebé aún está hospitalizado para vigilar su evolución de cerca,  pero mejora a pasos agigantados. “Entró muy mal al hospital, estaba desnutrido, de color verde… Pero ya se está recuperando. Creo que si sigue así, va a terminar jugando él en Central Larroque”, afirmó el jugador.

Acá lo vemos haciendo una vida normal.

Enlace Patrocinado

Como muchos habrán pensado ya, esta cirugía significó el retiro definitivo del mundo del fútbol profesional para Benítez. Pero, por supuesto, no se arrepiente, sobre todo porque también tiene 30 años y con su sacrificio le regaló la vida a su pequeño sobrino.  No hay como un gran final feliz y éste lo es, pues su esposa está embarazada  y ambos pasarán su tiempo en familia. Sin duda un héroe para su hermana y el bebé.

Comenta y comparte este artículo.

Enlace Patrocinado