La Molestaban Por Sus Cejas, Pero Son Tan Únicas Que Gracias A Ellas Se Convirtió En Top Model

Enlace Patrocinado

Los cánones de belleza europeos impuestos en nuestra sociedad occidental siempre han sido una pesada carga para quienes no pueden cumplirlos, dados los distintos niveles de exclusión social que esto acarrea.

Donde más se nota esta discriminación es en los niños, reflejo bruto de los prejuicios de los padres que los han criado de esta forma.

Las cejas grandes, por ejemplo, son consideradas como una fealdad, una vergüenza y un motivo de burla especialmente en mujeres. Es una rasgo generalmente disculpado en hombres, niños y adolescentes.

Por suerte el concepto de belleza ha ido evolucionando con el tiempo, y hoy una ceja poblada no es problema si se lleva con seguridad y estilo, como la portorriqueña Natalia Castellar Cavani.

Por mucho tiempo, Natalia se avergonzó de sus cejas y sufrió de bullying por ellas.

 

Un rasgo familiar que heredó de su padre.

 

Natalia, a pesar de las constantes burlas que sufrió de pequeña, logró convertirse en modelo.

 

Convirtió su mayor “defecto” en una señal de identidad.

 

Un rasgo que ha ayudado a catapultarla ala fama con apenas 17 años.

 

“Hoy no me pienso retocar mis cejas. Me da igual si son tendencia o dejan de estar de moda. A mi me han diferenciado de otras modelos”, dijo la profesional en wmagazine.

 

“Es un rasgo de mi misma que ojalá hubiera aprendido a amar antes”.

 

Al principio sentía vergüenza de ellas, porque cuando era pequeña y adolescente recibí muchos insultos y burlas. Una vez incluso traté afeitármelas… pero mi mamá me sorprendió y me detuvo a tiempo. ¡Gracias mamá!

 

Con el tiempo empecé a estar más segura de mi misma y mi hermana, que es fotógrafa, comenzó a hacerme fotos para practicar y compartirlas en Instagram. Tuve también que soportar muchos trolls y comentarios negativos sobre mis cejas pero aprendí a ignorarlos y esto me hizo aún más fuerte.

 

Un buen día llegó una oferta de trabajo para una campaña de moda. Mis cejas habían atraído la atención de la agencia y era el principal motivo por el que me llamaban.

 

Desde entonces, Natalia cuida, depila y peina sus cejas con esmero ¡está muy orgullosa de ellas!

 

Sus fans incluso la comparan con Frida Kahlo por su aspecto

 

Y es que finalmente nuestro mayor defecto puede ser en realidad una gran virtud

 

Comparte este post con tus amigos.

Enlace Patrocinado
Usa este botón para avanzar