Le Compró Comida A Niño De La Calle, Pero Jamás Se Imaginó Lo Que El Pequeño Haría

Enlace Patrocinado

Filipinas tiene más de un millón de niños en situación de calle y la mayoría se la pasan vagando sin la supervisión o cuidado de un adulto.

Busca sobrevivir como sea, buscando comida, mendigando, recogiendo lo que otros desechan y persiguiendo a los turistas por si consiguen alguna chuchería o dinero de ellos.

El matrimonio compuesto por Geo Tolentino Ringor y John Benedict estaban de vacaciones en Quezon City, en un restaurante cuando el hombre vio a un niño acercarse a pedir limosna; así que pidieron una porción extra para regalársela al pequeño.

Cuando el niño salió, se dieron cuenta que no era para él la comida sino para su pequeña hermana que lo esperaba. La comida no era suficiente para ambos, pero quedaron visiblemente afectados por lo que veían.

Tomaron una foto del momento y quisieron compartirlo en su cuenta de Facebook para crear conciencia.

¿Qué te pareció el gesto del pequeño con su hermanita? ¡Comparte esta nota?

 

Enlace Patrocinado
Usa este botón para avanzar