Pasó 36 Años Construyendo Con Sus Manos Este Canal, La Razón Ha Conmovido Al Mundo Entero

Enlace Patrocinado

Huang Dafa, es un hombre incomparable. Él ha dedicado 36 años de su vida, solo para mejorar el bienestar de los ciudadanos que viven en su localidad. Este anciano chino de 89 años, construyó con sus propias manos un canal de 9.400 metros que rodea 3 montañas, solo para llevar agua al poblado, del que es el alcalde.

Su monumental proyecto, comenzó por el año 1959, cuando los vecinos de un pueblido de China llamado Caoyuanba, situado en la cordillera de la provincia de Guizhou, apenas tenían agua potable suficiente para poder sobrevivir, un recurso vital al que solo tenían acceso a través de las aguas lluvias y de un pequeño riachuelo, que terminó por secarse.

Antes del canal, Dafa recuerda como todos sus vecinos debían dosificar el agua del que disponían minuciosamente, “si uno llevaba mucha agua, los demás nos quedábamos sin ella”, comenta.

 

Pero, la cosa no termina así, pues antes de la culminación de su proyecto, el poder cultivar y consumir ciertos productos era un lujo que las personas de esta localidad, no podían permitirse a diario. Por ejemplo, si en el resto del país comen arroz a diario, los vecinos de este sector solo podían tomarlo en días exactos, para que dure y solo podían limitar sus cultivos a patatas y maíz.

 

De echo, mucho de los pueblos cercanos, se referían a Caoyuanba como “la zona pobre”, ya que no disponían de agua ni electricidad, mucho menos de carreteras y así, la precariedad en la que vivían, hizo que muchos vecinos se marcharan durante los años para buscar una vida mejor.

Pero no Dafa, él esperaba que su querido pueblo natal se convierta en una localidad habitable, “es por eso que decidí que el pueblo debía tener tres cosas: luz, una carretera de acceso y agua”, cuenta.

El primer paso que tomó, fue visitar a los pueblos cercanos para ver si alguno tenía agua suficiente como para poder compartirla con los suyos. Por suerte, en Yebiao encontró lo que buscaba, pero había un solo inconveniente: ambas localidades están separadas por 10 kilómetros de montañas.

 

De a poco y movido por su férreo deseo de cumplir sus propósitos es que Dafa comenzó a estudiar hidrología. A los 53 años de edad, solicitó trabajar en el departamento de aguas de una ciudad cercana y desde allí comenzó a descubrir cómo su sueño podría convertirse en realidad.

Tras aprender sobre el tema por casi 3 años, decidió que ya sabía lo suficiente como para poner el marcha su plan. Luego de reunir los fondos necesarios, principalmente provenientes del gobierno local y de las donaciones de los residentes de Caoyuanba, Dafa dirigió a un grupo de 200 trabajadores que tomaron parte en la construcción de este canal.

 

36 años después, el 1995 se inauguró esta obra de ingeniería que, sumada a la llegada de la electricidad y el acceso por carretera, cambió considerablemente la calidad de vida de todos los vecinos de Caoyuanba, y poco a poco la población comenzó a crecer.

 

Esta historia, es digna de ser compartida, ¡no lo dudes y comparte esta maravillosa historia!

Enlace Patrocinado
Usa este botón para avanzar