Paso De Ser Un Perro Callejero A “Fraile Bigotón”

Enlace Patrocinado

Ya que el fundador de los monjes franciscanos es San Francisco de Asís, el santo de los animales y el medioambiente, no es de extrañar que los monjes de un convento franciscano ubicado en Bolivia hayan adoptado a un pequeño perrito que vivía en la calle.

El monasterio franciscano de Cochabamba anunció  a través de Facebook que de ahora en adelante tendrían un nuevo y especial miembro: Fray Bigotón o Carmelo, como le dicen algunos. Así  bautizaron a este lindo y tierno Schnauzer que ahora es feliz corriendo por el convento. Como lo consideran uno más  le consiguieron un hábito a medida que Fray Bigotón viste muy orgulloso.

La adopción de Fray Bigotón pudo ser posible gracias a un grupo animalista boliviano llamado “Proyecto Narices Frías”, que busca hogar a animales en situación de calle. Los monjes esperan que la historia de Bigotón sirva de ejemplo para que otros monasterios den la bienvenida a animales sin hogar:

“Si solo las iglesias del país adoptaran y cuidaran a un perro como lo hacemos con Fray Bigotón”…

¿Cómo no adoptarlo? Si es adorable.

Enlace Patrocinado
Usa este botón para avanzar