Este Padre Logró Que Su Pequeña Hija No Note La Ausencia De Su Madre Fallecida

La muerte de la persona que más amas en la vida es un dolor devastador que sólo quienes han pasado por eso pueden llegar a comprender. Sin embargo, la llegada de un hijo es el momento más hermoso para la mayoría de los seres humanos y todos concuerdan que en ese hito hay magia. La historia a continuación es sobre Matt Logelin, quien vivió ambas situaciones en un período de tan sólo 28 horas cuando perdió a su esposa horas después de que diera a luz a su primera hija. Lo especial de este hombre es que se las ha ingeniado para mantener el recuerdo de su esposa vivo.

Matt y Liz, en la foto, eran una pareja adorable, se amaban mucho. Habían sido novios desde la secundaria y , por ende, habían atravesado toda clase de experiencias juntos. Un par de años después de haberse casado, Matt y Liz tuvieron a su primera hija, la hermosa Madeleine. Pero la alegría no duró mucho ya que 27 horas después, Liz sufrió  una embolia pulmonar que la llevó a la muerte.

Como es de esperar, el mundo de Matt se vino abajo por la pérdida de su esposa, su mejor amiga, pero también sentía una enorme felicidad al ver a la pequeña Madeleine, su hija.  Cuando hubo que regresar a casa, juntospor primera vez, sin su esposa, Matt decidió que mantendría la memoria de Liz, su amada esposa, viva, como si ella misma estuviera viva y comenzó a escribir en su blog. Un gesto pensado para su pequeña bebé recién nacida.

El blog ya existía, pues cuando Liz estaba a punto de dar a luz, después haber atravesado un embarazo complicado, la pareja comenzó a escribir en él y ahí contaban todos los avances y detalles del embarazo. Se convirtió en un bolletín de información diaria para que la familia no se preocupara. Posteriormente, pasó a ser una cápsula de tiempo virtual para que la familia no olvidara los detalles del proceso.

Matt escribe las entradas blog y cuenta el día que ha compartido con Madeleine, pero como si le estuviera escribiendo una carta a la pequeña. Son cartas hermosas. Adicionalmente, le escribe historias acerca de su madre, de lo que hacían juntos, de cómo hay muchos y pequeños gestos que hace la niña que le recuerdan a Liz. El resultado es que Madeleine conocerá y sentirá a su madre a diario y no notará tanto su ausencia.

Enlace Patrocinado

Actualmente, Madeleine ya es toda una niña y aunque ha crecido sin su mamá, nunca le ha hecho falta pues siente como si realmente estuviera ahí junto a ella y junto a su papá. Gracias a este blog de Matt, es como si su familia estuviera junta, feliz y más viva que nunca. Un gesto que no muchos padres harían por su pequeña. Por eso es admirable.

La mayor parte del tiempo, cuando fallece algún miembro de la familia, se trata como un tema doloroso del que nadie quiere hablar, pero esta es un excepción que ayudará a la pequeña a sobrellevar la temprana pérdida.

Comenta y comparte este artículo.

Enlace Patrocinado