Perrita Le Salvó La Vida A Su Dueño Paralizado En La Nieve Evitando Que Se Congelara

Enlace Patrocinado

El amor de los animales nunca deja de sorprendernos. El lazo con sus humanos es tan fuerte, que en situaciones de emergencia hasta el perro más casero puede actuar como rescatista entrenado.

Algo así sucedió con Kelsey, una labrador golden retriever de 5 años, que le dio calor corporal a su dueño por 20 horas mientras llegaba la ayuda.

Fue la noche de fin de año cuando Bob, de 64 años y dueño de Kelsey, salió unos minutos de la casa para ir a buscar leña. Pese a la temperatura de -4 ° C, el hombre sólo traía manga corta y pantuflas, tal y como estaba dentro de la casa.

 

Quizás haya sido por las pantuflas que resbaló y cayó lastimándose las vértebras cervicales de tal forma que le fue imposible moverse.

Lo único que podría hacer era pedir auxilio, pero nadie lo oiría dado que la casa sus vecinos más cercanos está a 400 metros de distancia de la suya y, además, era de noche. La única que acudió a su llamado fue Kelsey, que le empezó a lamer las manos y el rostro para mantenerlo consciente y a entregarle calor con su cuerpo.

Al mismo tiempo, la labrador no dejaba de ladrar y aullar para llamar la atención de los vecinos. Bob, por su parte, ya estaba ronco por la mañana de tanto pedir ayuda.

Así continuaron, hasta que en la tarde su vecino Rick al fin escuchó los desesperados ladridos de la perrita, por lo que decidió avisarle a la hija de Bob, quien llamó a la ambulancia.

 

El fracturado hombre fue llevado al McLaren Northern Michigan hospital, donde no se le encontraron partes del cuerpo congeladas, pese a la hipotermia que sufrió pero que no fue mayor dada la cooperación de Kelsey.

Luego, Bob fue operado y comenzó a sentir movilidad en su cuerpo, y aún se recupera. Unas sesiones de fisioterapia le ayudarán a recuperar la total movilidad.

“Le agradezco al destino por haberme enviado unos héroes”, dice Bob, “Kelsey me calentaba, no me dejaba desvanecer y no dejaba de ladrar para pedir ayuda. El doctor Colen me devolvió la habilidad de moverme. Ellos son verdaderos héroes y les estaré eternamente agradecido”.

 

El neurocirujano Chaim Colen cree que Kelsey evitó que la situación de su dueño empeorase. Toda una heroína.

 

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Enlace Patrocinado
Usa este botón para avanzar