Esta Perrita Paraba El Tráfico Avisando Algo, Pero Nadie Sospechaba Lo Que Se Encontrarían

Enlace Patrocinado

El que piense que los animales no tienen inteligencia, debería leer este artículo hasta el final, pues esta historia nos deja claro que los animales son mucho más inteligentes de lo que la mayoría de las personas cree. Préparate a enternecerte y sorprenderte. Todo comenzó cuando Edina Pasic, una joven que trabaja para la protectora de animales Harmony Fund, iba conduciendo por una carretera de Sarajevo, Bosnia, cuando de pronto se dio cuenta de que había una perra corriendo entre los autos y los camiones. Edina y su compañero de trabajo detuvieron el auto y acudieron a ayudar al animal, que estaba aterrorizada. Consiguieron acercarse a ella e intentaron calmarla dándole algo de comida. La devoró en pocos segundos, pues estaba hambrienta.

La mujer pudo observarla de cerca y fue ahí cuando se dio cuenta que lucía como recién parida. Fue entonces cuando la perra empezó a correr, lo que al principio les hizo pensar que iba a huir, pero, luego paró a observarles y sólo seguía avanzando cuando ellos se acercaban más. Si se paraban, ella se acercaba a ellos y volvía a alejarse, lo que les hizo comprender que los estaba guiando al algún lugar.

“Empecé a seguirla a pie y mi compañero con el auto. Ya no volvió a huir de mí”, escribió Edina en la página de Facebook de Harmony Fund. “Imagina lo hambrienta que debía estar. Seguía avanzando y volviéndose a mirar para ver si yo la estaba siguiendo”.

La perrita los llevó hasta un cobertizo que se encontraba tras una casa y, allí, encontraron a dos cachorros hambrientos. Llamaron a la puerta de la casa y un hombre malhumorado les abrió. “Cuando le pregunté por los cachorros se molestó y eso era lo que necesitaba para ponerme en marcha y rescatar a la mamá y a sus bebés”, afirma Edina. El dueño de la casa les dijo que pensaba deshacerse de los cachorros igualmente, así que Edina y su compañero se los llevaron junto a su madre.

Edina comenta que la mamá no dejó de darle besos en todo el camino. Hoy, se encuentran a salvo, limpios y bien alimentados, a la espera de que una familia los adopte y les de el cariño que merecen.

Gracias a la intuición de Edina y su compañero pudieron salvar a esta pequeña familia de la negligencia y el abandono al que un hombre sin corazón les había sometido.

Comenta y comparte este artículo.

Enlace Patrocinado
Usa este botón para avanzar