Su Hijo Murió En Un Accidente. Cuando Fue A Ver Su Tumba, Halló A Esta Mujer…

Enlace Patrocinado

Tyson Schreiber tenía apenas 19 años de edad cuando la noche del 12 de febrero de 2012 iba manejando a su casa. Había llovido bastante, la carretera estaba mojada y había niebla. De pronto, el joven perdió el control del volante y el automóvil se salió de la carretera en un fatal accidente.

Faltaban sólo 16 kilómetros para que Tyson llegara a su casa, donde lo esperaban su mamá y su hermana.

 

Cuatro años después de su trágica muerte, su madre y su hermana visitaban la tumba de Tyson. Iban llegando cuando vierona una mujer extraña que estaba junto a ella.

 

La madre comprendió enseguida de quién podría tratarse.

La mujer era Laura Ericks, quien recibió los órganos de Tyson al morir. Laura estaba condenada a morir a los 40 años, pero la donación de los órganos del joven le han permitido seguir viviendo.

Hoy Laura tiene 45 años gracias al páncreas y al hígado de Tyson.

 

Cuando la madre y la hermana supieron de quien se trataba, sólo pudieron abrazarla tan fuerte como abrazarían a su querido Tyson.

Varios días después, la madre volvió a la tumba de su hijo y vio grabado el siguiente mensaje:

 

Dice lo siguiente:

Mi héroe. Gracias por el regalo de vida.

Laura.

Y así es: Tyson ya no comparte la vida con sus seres más queridos, pero ofreció parte de su cuerpo para que otra persona pudiera disfrutar de este mundo.

 

¡Comparte esta inspiradora historia para que todos sean donantes!

Enlace Patrocinado
Usa este botón para avanzar